Teléfono de contacto Dr. Rafael Benavides Yanguas 91 559 06 49 / whatsapp-logo-Dr-Benavides.png655 923 707

PRUEBAS PREOPERATORIAS GRATUITAS

Martes, 17 Octubre 2017 11:15

Desarrollo visual en el primer año de vida de un bebé.

Escrito por Ana González
Valora este artículo
(1 Voto)

Desarrollo visual en el primer año de vida de un bebé, vista del bebé, desarrollo visual del bebé, visión al nacer, visión del bebé, Dr. Rafael Benavides Yanguas, Cirugía miopía, cirugía miopia Madrid, cirugia astigmatismo, cirugia astigmatismo Madrid, cirugia presbicia, cirugia presbicia Madrid,

Los niños nacen normalmente con todas las estructuras del ojo necesarias para poder ver, pero el recién nacido tiene que aprender a utilizarlas ya que su visión comienza a desarrollarse a partir del nacimiento.

 No todos los niños al nacer tienen el mismo desarrollo visual aunque las etapas  posteriores de maduración  suelen ser muy parecidas en el ser humano. La vista es considerado el más importante de los sentidos ya que  brinda la mayor información del medio que nos rodea y colabora en el comportamiento y en el aprendizaje.

Aun en el útero el feto responde a estímulos luminosos con movimientos de cierre de los párpados. No nacemos viendo claro ni con detalles ya que la mácula, zona de la retina responsable de nuestra mejor calidad visual, no se encuentra desarrollada al nacer.

La visión de un niño se desarrolla desde el nacimiento de un modo armónico con la maduración anatómica de los ojos. Esto hace que al igual que todos sus sistemas sensoriales, el ojo esté subdesarrollado hasta que cumplan el primer año de vida.

Los tres primeros meses de vida serán los más importantes en el desarrollo visual del niño.

Visión al nacer.

Su visión es mala, aproximadamente entre 3% a 5%  de la visión de un adulto normal, apenas puede distinguir entre la luz y la oscuridad, percibe las siluetas pero solo en gama de blanco y negro y algunas sombras en gris.

Los ojos están mal coordinados, hay una pobre coordinación ocular lo que hace aparentar que el niño tiene  una desviación de sus ojos (estrabismo)

Solo es capaz de mirar fijamente un objeto si se mantiene muy cerca.

Del primer al tercer mes:

Los bebes buscan, fijan y siguen la luz u objetos con amplitud de movimientos oculares dentro de su campo visual. Es una etapa monocular, no se ve con los 2 ojos a la vez.

Del tercer al quinto mes:

El bebé puede contemplar su mano a distintas distancias y jugar con ella o con los juguetes que le rodean.

Del sexto al octavo mes:

Ya puede coordinar su visión con el movimiento de su mano, pasándose objetos de mano a mano. Los ojos empiezan a trabajar los dos a la vez (etapa binocular) se alinean y empiezan a mirar simultáneamente el mismo objeto. Hace ensayos calculando las distancias y mejora todos los movimientos oculares con el gateo que activa la visión binocular, la audición biaural, los laberintos, los nervios oculomotores, el reflejo postural y los músculos del cuello y del tronco.

Del noveno mes al año de edad:

Toca objetos con los dedos que reconoce y comienza a jugar con ellos. También comienza a buscar los juguetes que se le caen para cogerlos. Se considera que la retina infantil alcanza la madurez del adulto entre los 6 y los 11 meses de edad.

A partir de los 3 años:

El niño puede copiar un círculo y conoce los colores. A estas edades, el desarrollo visual del niño es creciente, ya que las habilidades de lectura y escritura son desarrolladas. El niño utilizara su visión para leer y escribir.

De 3 a 6 años:

Se desarrolla completamente toda la visión, la percepción del espacio visual orientado, el esquema corporal, la lateralidad y direccionalidad tienen una misma base. El movimiento coordinado, dirigido y organizado del campo visual del niño van a permitir en la etapa preescolar que el niño se inicie en la lectoescritura.

A los 6 años se acaba el desarrollo de las capacidades visuales, la agudeza visual habrá ido aumentando aproximadamente hasta el 100%. Se ha adquirido la coordinación motriz entre los dos ojos, la percepción del espacio en tres dimensiones, la capacidad de enfoque así como el resto de las habilidades visuales, el niño deberá estar preparado para enfrentarse a las exigencias escolares, que son eminentemente visuales.

Desde los 6 a los 12 años:

tiene lugar la madurez del sistema visual. En esta etapa se debe consolidar una visión eficaz, que irá ligada con el buen rendimiento escolar. En estos niños mayores, para los que la lectura es fundamental, tanto la motricidad ocular como el sistema binocular y acomodativo son fundamentales. Gracias a ellos, se puede conseguir una buena eficacia, durante las prolongadas tareas en visión próxima, a las que el niño se verá sometido.

Cuando el niño tiene bien desarrollada la capacidad visual, tiene más facilidad para jugar, correr, saltar, etc.

Consejos para estimulación visual del bebé:

Primer trimestre:

Hablarle, sonreírle, hacerle muecas con la boca o la lengua…

Con una linterna, hacerle suaves movimientos para que el bebé siga la luz.

Todo movimiento o sonido que pueda atraer su atención.

Segundo trimestre:

Ponerle juguetes en las manos para que comience la coordinación entre la mano y el ojo.

Cambiarle mucho de posición en la cuna para que el bebé vea diferentes panoramas espaciales.

Tercer trimestre:

Ponerle en el suelo sentado y jugar con él, estimular al niño mediante juguetes de colores sonidos y texturas.

Poner un espejo para que empiece a reconocerse a sí mismo.

Guardar

Guardar

Visto 366 veces Modificado por última vez en Martes, 17 Octubre 2017 11:29

Pide Información sin compromiso a través del Formulario de Contacto o llamando a los siguientes teléfonos:
91 559 06 49 // 655 923 707

Formulario de Contacto

Sellos de Calidad

Sello de Calidad CASM de las Clínicas Sello de Calidad de las Clínicas
Carné Joven - Dr. Rafael Benavides Yanguas
ByeByeGafas