PRUEBAS PREOPERATORIAS GRATUITAS

Teléfono de contacto Dr. Rafael Benavides Yanguas 91 559 06 49 / Teléfono de contacto Dr. Rafael Benavides Yanguas 655 923 707
Miércoles, 18 Mayo 2016 10:03

La corteza del cerebro borra a veces cosas que tenemos a la vista

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

Imagen resonancia magnética del cerebro - Doctor Rafael Benavides Yanguas - Oftalmólogo en Madrid

Un estudio analiza cómo selecciona y toma decisiones el aparato de percepción visual.

Un equipo de EE.UU. ha analizado el papel de la corteza frontal en la visión, y cómo selecciona parte de lo que ve para tomar decisiones, a veces equivocadas, si descarta elementos importantes que están totalmente a la vista.

Dobromir Rahnev, psicólogo del Instituto de Tecnología de Georgia (GA Tech, EE.UU.), conduce un equipo de investigación que ha hecho nuevos descubrimientos sobre cómo organiza el cerebro la percepción visual, incluyendo la forma en que ignora cosas que están claramente a la vista.

Han elaborado un mapa aproximado de la función de la corteza frontal en el control de la visión.

La corteza frontal se ve a menudo como nuestro "gorra pensante", la parte del cerebro que los científicos asocian con el pensamiento y la toma de decisiones. No se la relaciona habitualmente con la visión.

Que no se asocie la visión con esa parte del cerebro puede tener que ver con el hecho de que es en otras partes donde se transforma la información procedente de los ojos y otras las que extraen un sentido de la misma haciendo cosas como identificar objetos.

El cerebro combina la información visual procesada con otro material, por ejemplo lo que preveía que iba a suceder.

Luego viene la evaluación, la toma de decisiones. Si en el proceso ha eliminado un elemento importante porque no preveía que fuera a estar ahí, la decisión puede salir mal.

La demostración de que el mapa es así vino de la utilización de la estimulación magnética. Cuando los investigadores la usaron para inhibir la parte trasera y media de la corteza frontal separadamente, los sujetos se volvieron menos capaces de completar las funciones correspondientes de selección y combinación.

Cuando estimularon la parte delantera, ocurrió lo contrario. Los sujetos fueron, ligeramente, pero significativamente, más capaces de evaluar la exactitud de lo que piensan que vieron.

#ciencia - via|http://xfru.it/qDOD0M

 

Visto 347 veces Modificado por última vez en Miércoles, 18 Mayo 2016 11:09

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Parpadeo excesivo en niños Parpadeo excesivo en niños

    parpadeo excesivo ninos dr benavides yanguas¿Por qué parpadeamos?

    Vemos muchos niños que presentan episodios de parpadeo excesivo sin ninguna anormalidad ocular aparente. El parpadeo es un reflejo normal que protege al ojo de la sequedad, luz intensa u objetos que se le aproximan.
    El parpadeo también es importante para mantener una cantidad adecuada de lágrimas.
    Las lágrimas nutren y limpian la córnea que es la superficie transparente del ojo.

    El recién nacido solo parpadea 2 veces por minuto. Esto se incrementa a 14-17 veces por minuto en la adolescencia y continúa en ese nivel por el resto de la vida.
    Todos los niños con parpadeo excesivo deben ser sometidos a un examen ocular completo.
    Los episodios de parpadeo excesivo, rara vez indican la presencia de una patología neurológica y, en general, se resuelven espontáneamente.

    ¿Qué es el parpadeo excesivo?

    El parpadeo excesivo es aquel que ocurre con más frecuencia de lo usual. Puede afectar uno o ambos ojos.
    El parpadeo excesivo es un parpadeo exagerado que no se ve normal. Puede también asociarse con otros movimientos o tics de la cara, cabeza o cuello.

    ¿Qué produce el parpadeo excesivo?

    Puede ser debido a varias razones:

    • Blefaroespasmo o parpadeo involuntario:
      Es una anomalía de la función de los párpados, cuyos músculos causan una contracción involuntaria de ellos
      La Blefaroespasmo implica reiteradas contracciones del orbicularis oculi, involuntarias y constantes.
      A veces, sucede en adultos, mujeres, y generalmente como reacción a un disparador como luz brillante, lectura o televisión.
    • Ojos secos:
      Puede producirse también por la escasez de humedad en el ojo. Cada vez que parpadeamos el ojo se baña de lágrimas y se lubrica. Si tienes poca lágrima, realiza ejercicios de parpadeo para producir lágrimas. Consulta con tu especialista, él te indicará como hidratar tus globos oculares.
    • Estrés:
      El temblor de ojo es, casi siempre, de tipo nervioso provocado por una mala gestión del estrés y por situaciones de ansiedad, aunque existen también otras causas como:
    • Cansancio:
      El exceso de trabajo, sobre todo frente al ordenador, también puede hacer que el ojo empiece a temblar. En ocasiones, la falta de horas de sueño puede estar detrás de este problema.
    • Defectos refractivos mal corregidos.
      Si necesitamos gafas o lentillas pero no las llevamos o lo hacemos con una graduación incorrecta, aumentamos las posibilidades de que nos tiemble el párpado.
    • Malos hábitos de alimentación:
      Por ejemplo tomar mucha cafeína o bebidas estimulantes.
    • Encefalitis:
      Es una inflamación del cerebro y del cordón espinal normalmente causada por infección viral.

    ¿Qué debo hacer si mi hijo parpadea de forma excesiva?

    Consulte con un especialista, le realizará un examen oftalmológico, para descartar cualquier anomalía.

    ¿Tiene tratamiento el parpadeo excesivo?

    Dependiendo del diagnóstico se prescribirá un tratamiento. Si es conjuntivitis serán unas gotas o ungüento oftálmico. Incluso puede ser que el niño simplemente necesite unas gafas porque se deba a tener una visión borrosa.

    Todos los niños con parpadeo excesivo deben ser sometidos a un examen ocular completo. En caso de ausencia de patologías significativas, las familias deberían contactar a un oftalmólogo nuevamente en caso de que se presente enrojecimiento, sensibilidad a la luz y otros síntomas oculares. Si el parpadeo persiste, sería indicada una nueva evaluación por parte del médico clínico. Según nuestra experiencia, los episodios de parpadeo excesivo, rara vez son producto de patologías neurológicas y suelen resolverse espontáneamente.

     

     
     
     

    Guardar

  • La desintegración de señales visuales impide que veamos lo que estamos mirando. La desintegración de señales visuales impide que veamos lo que estamos mirando.

    Desintegracion de señales visuales Dr Benavides Yanguas Cirugia miopia 2A veces no vemos lo que estamos mirando, no somos conscientes de lo que vemos.

    ¿Por qué pasa esto?

    Es debido a una "desintegración de las señales visuales" que viajan desde el ojo y corteza visual, hacia el lóbulo frontal del cerebro.

     

    Científicos de la Universidad de Bonn (Alemania) han descubierto por qué sucede esto, a nivel neuronal.

    Analizaron a 21 pacientes con epilepsia grave del lóbulo temporal mesial, una condición que no remite con medicamentos. Por esta razón, a los pacientes se les habían implantado microelectrodos especiales en el lóbulo temporal del cerebro.

    Estos microelectrodos permiten localizar el foco epiléptico, y eliminar a posteriori el tejido en que dicho foco se produce, para evitar los ataques.

    Gracias a los microelectrodos, los científicos han podido estudiar las reacciones neuronales de los pacientes a determinados estímulos visuales,

    Visión selectiva

    En el transcurso de la investigación, se presentó a los participantes diversas series de pares de imágenes, en la pantalla de un ordenador. Antes de proyectar las imágenes, los investigadores les pidieron a los pacientes que prestaran atención a las dos imágenes de cada par proyectado.

    Todas las imágenes fueron presentadas solo durante una décima de segundo, y además de manera muy seguida, aunque los científicos fueron cambiando el tiempo de presentación entre ambas imágenes. Así, algunas veces, estas aparecían inmediatamente una detrás de otra, y otras veces había más tiempo entre la aparición de la primera y la de la segunda.

    Cuando los participantes terminaron de ver todas las imágenes, se les preguntó por ellas. Se constató que, en casi la mitad de los casos, solo habían visto conscientemente la primera imagen de cada par.

    La información de los registros neuronales realizados con los electrodos reveló, por otro lado, por qué los pacientes eran conscientes de haber visto solo algunas de las imágenes presentadas. Es decir, el origen neuronal de esta “selección” visual.

    Sorpresa en la ruta

    Los datos recopilados revelaron que, cuando la retina (ese tejido sensible del ojo que capta la luz de las cosas que nos rodean) registra cualquier imagen, se genera una información sobre esa imagen que se transmite a lo largo del nervio óptico y hasta la llamada corteza visual, que está situada en la parte posterior del cráneo. Después, esa señal se ramifica, y una parte de ella se proyecta hacia delante.

    En la primera etapa de este procesamiento de la señal visual, apenas existe diferencia entre la percepción visual consciente y la inconsciente. Sin embargo, más adelante, los impulsos eléctricos neuronales vinculados a la imagen vista van cambiando.

    Así, cuando las señales visuales avanzan hacia las áreas frontales del lóbulo temporal, pueden debilitarse. Si esto sucede, las imágenes percibidas no llegan a la consciencia, sino que quedan en el inconsciente.

    Por lo tanto, cuando nuestros ojos registran una imagen, siempre generan su señal visual correspondiente y la mandan al cerebro. Pero, si esta señal va “desintegrándose” a lo largo de su ruta, no alcanzará nuestra consciencia.

    Hasta ahora se pensaba que la distinción entre percepción consciente y percepción inconsciente se originaba mucho antes en la ruta de señalización visual, explican los investigadores, por lo que este estudio arroja luz sobre la percepción y la consciencia de esta.

    Etapas y tiempos

    El año pasado, científicos de la Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL), en Suiza, revisaron experimentos similares al realizado ahora en la Universidad de Bonn. En ellos, también se habían mostrado a una serie de participantes dos imágenes en rápida sucesión y se les había pedido que distinguieran entre ambas, al tiempo que se registraba su actividad cerebral.

    La revisión de los datos obtenidos en estos estudios permitió a los investigadores de la EPFL llegar a la conclusión de que el procesamiento de la información visual se da en dos etapas.

    En la primera , el cerebro procesaría las características específicas de los objetos, por ejemplo, color o forma, y ​​las analizaría casi continua e inconscientemente.

    Luego vendría la etapa consciente de la percepción visual: En ella, el procesamiento inconsciente se habría completado, y el cerebro haría conscientes todas las características de la imagen al mismo tiempo, lo que produciría el "cuadro" final que el cerebro finalmente presenta a nuestra consciencia, haciéndonos conscientes de un estímulo determinado.

    Mucho antes, en 2004, Benjamin Libet, reconocido neurólogo de la Universidad de California especializado en la consciencia humana y fallecido en 2007, había defendido en su libro Mind Time: The Temporal Factor in Consciousness la importancia del tiempo en la percepción consciente: si cualquier acontecimiento ocurrido y que sea origen de estímulos sensoriales no dura más de medio segundo, simplemente resultará ignorado por nuestra consciencia.

    Fuente: Tendencias 21

     

    Guardar

    Guardar

    Guardar

    Guardar

  • ¿Cómo se reorganiza el cerebro de los niños con ceguera? Te lo contamos ¿Cómo se reorganiza el cerebro de los niños con ceguera? Te lo contamos

    Niños con ceguera - Doctor Rafael Benavides Yanguas - Cirugia miopia Madrid - Cirugia astigmatismo Madrid - Cirugia presbicia MadridUna investigación internacional en la que participa la Universidad Complutense de Madrid ha permitido conocer con más exactitud cómo se reajustan las conexiones entre las distintas áreas cuando uno de los sentidos falla.

     

    El lóbulo occipital, la parte cerebral dedicada a la visión, puede alterar su función para dedicarse al procesamiento táctil o auditivo si no le llegan estímulos visuales. Una investigación internacional en la que participa la Universidad Complutense de Madrid ha permitido conocer con más exactitud cómo se reajustan las conexiones entre las distintas áreas cuando uno de los sentidos falla y que los genes de la memoria y el aprendizaje son clave en la reorganización neuroplástíca de niños
    que padecen ceguera.

    En los niños con ceguera se produce una reorganización neuroplástica en la que participan los genes de la memoria y el aprendizaje y que reajusta las conexiones entre regiones del cerebro multisensoriales, según una investigación internacional llevada a cabo por la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y la Universidad de Harvard (EE UU).

    El objetivo de este trabajo, publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), es el estudio de los cambios de plasticidad cerebral que ocurren en niños con esta pérdida de visión, poniendo especial atención a las modificaciones de sus redes cerebrales y las bases genéticas asociadas.

    “La plasticidad cerebral ha fascinado a muchas generaciones de neurocientíficos. Este trabajo sobre casos de ceguera, especialmente en niños, nos permite una ventana hacia el estudio de los mecanismos que el cerebro utiliza para adaptarse y reorganizarse ante la adversidad o la falta de estímulos”, señala Tomás Ortiz, investigador del departamento de Psiquiatría de la UCM y uno de los autores del artículo.

    Los investigadores conceden un papel relevante a los genes implicados en esta reorganización, la mayoría relacionados con la memoria o el aprendizaje. Esta familia genética se expresa de forma significativa en las mismas zonas en las que los niños ciegos aumentan su plasticidad cerebral.

    Oído y tacto al servicio de la vista

    El trabajo tuvo dos fases fundamentales. En la primera, los investigadores reclutaron una muestra de 17 niños con ceguera –la mayoría desde su nacimiento– de colegios de la Comunidad de Madrid. Sus edades estaban comprendidas entre los siete y los doce años, y se les realizó un estudio de imagen cerebral en el Servicio de Radiología del Hospital Universitario Puerta de Hierro de Majadahonda (Madrid).

    Esas imágenes se analizaron en una segunda fase en el laboratorio de redes cerebrales dirigido por Jorge Sepulcre en la Universidad de Harvard y el Massachusetts General Hospital de Boston.

    “Esto ha permitido conocer con más exactitud cómo se reajustan las conexiones entre áreas visuales, auditivas y táctiles del cerebro cuando uno de los sentidos falla, en nuestro caso el sentido de la visión”, especifica Ortiz. La red cerebral encargada de este diálogo entre sentidos es la red de integración multisensorial, descubierta por Sepulcre recientemente.

    Además, el estudio se enmarca dentro del amplio proyecto de investigación sobre visión táctil que dirige desde hace varios años Ortiz y cuyo objetivo principal es desarrollar un prototipo de estimulación táctil que permita a niños con discapacidad visual reconocer a distancia estímulos ambientales mediante tacto pasivo.

    “Estos resultados abren nuevas vías para desarrollar tratamientos en personas con déficits sensoriales, lesiones cerebrales o enfermedades neurológicas, ya que apuntan cómo estimular zonas aparentemente separadas por medio de su red común”, concluye el experto en psiquiatría.al atención a las modificaciones de sus redes cerebrales y las bases genéticas asociadas.

    Fuente: Universidad Complutense de Madrid

    Referencia bibliográfica:
    Laura Ortiz Terán, Ibai Diez, Tomás Cruz, David L. Pérez, José Ignacio Aragón, Víctor Costumero, Álvaro Pascual Leone, Georges El Fakhir y Jorge Sepulcre. Alexander Robinson, Jorge Álvarez-Solas, Reinhard Calov, Andrey Ganopolski y Marisa Montoya. “Brain circuit-gene expression relationships and neuroplasticity of multisensory cortices in blind children” PNAS Junio 27, 2017.
    DOI: 10.1073/pnas.161912111

    Guardar

    Guardar

  • Avances en la regeneración del nervio óptico Avances en la regeneración del nervio óptico

    Nervio Optico - Dr. Rafael Benavides YanguasLa experiencia pionera, llevada a cabo por científicos del Schepens Eye Research Institute, brinda nueva esperanza a víctimas de glaucoma y de lesiones de la médula espinal. "Éste es un sueño hecho realidad", reconoce la Dra. Dong Feng Chen, del citado instituto, autora principal del estudio, y profesora adjunta de oftalmología en la Harvard Medical School.

     

    Muchos tejidos en el cuerpo se renuevan de manera constante si son heridos. Sin embargo, esto no ocurre en las neuronas o sus fibras (axones) en el sistema nervioso central (SNC). El SNC consta del cerebro (del cual el ojo y el nervio óptico forman parte) y la médula espinal. Para todos los mamíferos, incluyendo los seres humanos, los nervios del SNC pierden su capacidad para regenerarse de una lesión cuando se ha alcanzado su completo desarrollo. Por ejemplo, el nervio óptico pierde esta capacidad poco antes del nacimiento. De modo que para quien sufre de glaucoma, que destruye el nervio óptico debido a una excesiva presión interna, o padece lesiones que cortan el nervio óptico después que ha alcanzado su desarrollo, la destrucción puede ser permanente y la ceguera también.

    Chen y su equipo de investigación se han dedicado a comprender las razones por las que el tejido del SNC detiene su regeneración, y a encontrar formas de invertir este proceso, usando el nervio óptico como modelo de investigación. El nervio óptico, que conecta el ojo al cerebro, consta de millones de células nerviosas que transmiten información visual de la retina al cerebro para su interpretación.

    Nervio óptico regeneración

    La Dra. Dong Feng Chen (Foto: Schepens Eye Research Institute)
    Tiempo atrás, el equipo de Chen descubrió varios procesos que probablemente entrañaban la habilidad del nervio óptico para regenerarse. La primera barrera superada con éxito, fue la desactivación de un gen específico (BCL-2) que, cuando está activo, produce el crecimiento y regeneración. El segundo "cerrojo" que les separaba del conocimiento perseguido era, según dedujeron, una cicatriz en el cerebro creada poco después del nacimiento por las células gliales. (Éstas tienen muchas funciones en el cerebro, una de las cuales debe ser crear este tipo de tejido de cicatriz). Los investigadores teorizaron que la cicatriz erige una barrera física así como también molecular para la regeneración. Aunque puede haber otros "cerrojos" en la puerta de la regeneración, Chen y sus colegas creían que estos dos eran los más importantes.

    En la investigación actual, el Dr. Kin Sang Cho, investigador asociado en el laboratorio de Chen, probó dos llaves para liberar la regeneración. La primera implicaba el desarrollo de un ratón modelo en el cual el gen BCL-2 se enciende siempre (o sobre-expresa). La segunda llave fue el uso de una línea de ratones con mutaciones en genes gliales específicos que conducen a una formación reducida de la "cicatriz glial".

    Desatando la regeneración con la primera llave, por primera vez, observaron una intensa regeneración del nervio óptico en ratones postnatales, que creció rápidamente y se extendió desde el ojo al cerebro en cuatro días. Pero la regeneración ocurrió sólo en los ratones menores cuya materia gris aún no formaba la "cicatriz glial". En los ratones que fueron ligeramente mayores y habían desarrollado la cicatriz glial, la regeneración fracasaba.

    El Dr. Cho añadió entonces la segunda llave combinando el gen BCL-2 sobre-expresado con la mutación "genética glial" para impedir el desarrollo de la "cicatriz glial" en los ratones transgénicos mayores. Encontró que la combinación del BCL-2 activo y la mutación de genes gliales específicos causan que los nervios ópticos regresen a un estado embrionario y estimulen una autorregeneración rápida e intensa -al igual que con los ratones menores­ en un período de sólo algunos días. "Observamos que al menos el 40 por ciento del nervio óptico se había recuperado" -explica Chen-, "pero creemos que un porcentaje aún mayor se regeneró realmente".

    Chen cree que esta unificación del BCL-2 y la técnica de prevención de la cicatriz podrían surtir efecto para regenerar otro tejido del sistema nervioso central, aumentando la posibilidad de que los pacientes con lesiones de médula espinal puedan caminar o moverse otra vez.

    Este trabajo tiene implicaciones importantes. La posibilidad de restituir la vista después de lesiones del nervio óptico es de gran trascendencia. En muchos casos, la medicina actual tiene poco que ofrecer, y la ceguera es a menudo el resultado final.

    FUENTE: http://www.solociencia.com/medicina/05041602.htm

  • Alergia primaveral, cómo se previene y cúales son sus tratamientos. Alergia primaveral, cómo se previene y cúales son sus tratamientos.

    Alergia primaveral - Dr. Rafael Benavides Yanguas - Cirugía miopía Madrid - Cirugía astigmatismo Madrid.La llegada de la primavera trae consigo las temidas alergias primaverales. Es en estas fechas, cuando las temperaturas comienzan a subir y la presencia de los alérgenos se dispara, haciendo que nuestra salud ocular pueda verse especialmente afectada.

    ¿Qué es la alergia primaveral?

    Es una condición común que generalmente afecta la conjuntiva del ojo, por lo cual a menudo se la denomina conjuntivitis alérgica.

    Con la llegada de la primavera muchas plantas comienzan su época de reproducción. Árboles y plantas como el olivo o las gramíneas (trigo, maíz, cebada, avena, centeno) producen grandes cantidades de polen que son transportados por el viento.

    Durante la primavera tenemos que cuidar especialmente nuestros ojos ya que el enrojecimiento y el lagrimeo son síntomas característicos de la alergia ocular durante estos meses de floración. A veces esta alergia ocular, se ve acompañada de estornudos y congestión nasal.

    ¿Cómo prevenir la alergia primaveral y cuidar de tus ojos esta primavera?

    • Para prevenirlo, lo primero informarse sobre los niveles de pólen y evitar la exposición a éste.
    • Cerrar las ventanas en horas de polinización, y limpiar la casa con paños húmedos.
    • Usar filtros anti polen en los aparatos del aire acondicionado, tanto en casa como en el coche.
    • Para cuidar los ojos, procura mantener una correcta higiene ocular para evitar infecciones. Limpia tus ojos al menos dos veces al día, puede ser con toallitas o gasas desinfectadas humedas.
    • No frotarse los ojos con las manos sucias, se pueden usar lágrimas artificiales o suero fisioógico para disminuir la cantidad de alérgeno.
    • Procurar no forzar el uso de las lentillas. El problema es que la lentilla contribuye a la acumulación de alérgenos en la superficie del ojo y al mismo tiempo puede empeorar los síntomas.
    • Proteger los ojos con las gafas de sol.

    En Grupo oftalmológico Suchil, Dr. Rafael Benavides Yanguas, nos preocupa tu salud ocular. Acude a tu oftalmólogo periódicamente o consúltanos tus dudas.

Más en esta categoría: REJUVENECE TU MIRADA »

CONTACTA CON NOSOTROS

GRUPO OFTALMOLÓGICO SUCHIL
Dr. Rafael Benavides Yanguas
Plaza Conde Valle Suchil, 6-Bajo
28015 Madrid

Pide Información sin compromiso a través del Formulario de Contacto o llamando a los siguientes teléfonos:

91 559 06 49 // 655 923 707

 

SELLOS DE CALIDAD

Sello de Calidad CASM de las Clínicas

Sello de Calidad de las Clínicas

CARNÉ JOVEN

Carné Joven - Dr. Rafael Benavides Yanguas